Confesiones
Diario de una princesa montonera Mariana Eva Perez

“Desde mi terraza en Almagro, tierra liberada, en puntas de pie entre dos macetas, agito mi mano lánguida hacia los balcones de los contrafrentes y te saludo, oh pueblo montonero”, declama ella en las primeras líneas del libro. Llega desde el mundo de los blogs y de los droits de l’homme –de donde la desterraron aunque siempre está volviendo– para contarnos sus sueños, sus pesadillas, sus temitas, para hablarnos de hijis, cumpas y militontos, de personajes adorables y otros malvados de película, y de Argentina y de Site, las abuelas que la criaron cuando sus padres desaparecieron. La Princesa Montonera anduvo por el mundo y hoy regresa con los puños llenos de verdades. O no.

Ñ Clarin, 02.07.2013

Literatura

Ficciones de una princesa montonerapor Marcela Mazzei e Ivanna Soto

Mariana Eva Perez presentó “Diario de una princesa montonera”, que comenzó como blog para ahora convertirse en libro. Con irreverencia, esta hija de desaparecidos habla del "temita", lejos de la solemnidad con que suele hablarse de la dictadura.  

Leer más...

Ver noticia online

Biografía
Mariana Eva Perez

Mariana Eva Perez nació en Buenos Aires en 1977. Es licenciada en ciencia política por la UBA e investigadora. Se formó como dramaturga en el taller de Patricia Zangaro. Sus primeras obras de teatro formaron parte de Teatroxlaidentidad, fueron publicadas en diferentes antologías y llevadas a la escena en Argentina, España, Bélgica, Francia, Bolivia y Escocia. En 2009, su pieza Peaje ganó el VI Premio “Germán Rozenmacher” de Nueva Dramaturgia. Actualmente vive en Berlín y realiza su doctorado en el marco del proyecto de investigación “Narrativas del Terror y la Desaparición” (Consejo de Investigación Europeo/Universidad de Constanza).

Diario de una princesa montonera

imagen 1

Diario de una princesa montonera

imagen 2

Diario de una princesa montonera

imagen 3

Diario de una princesa montonera

imagen 4

Diario de una princesa montonera

Confesiones

Diario de una princesa montonera Mariana Eva Perez

"Desde mi terraza en Almagro, tierra liberada, en puntas de pie entre dos macetas, agito mi mano lánguida hacia los balcones de los contrafrentes y te saludo, oh pueblo montonero", declama ella en las primeras líneas del libro. Llega desde el mundo de los blogs y de los droits de l’homme –de donde la desterraron aunque siempre está volviendo– para contarnos sus sueños, sus pesadillas, sus temitas, para hablarnos de hijis, cumpas y militontos, de personajes adorables y otros malvados de película, y de Argentina y de Site, las abuelas que la criaron cuando sus padres desaparecieron. La Princesa Montonera anduvo por el mundo y hoy regresa con los puños llenos de verdades. O no. "Volví y soy ficciones", aclara sin hacerlo. Y nos deja esto: un librazo, honesto, divertido, escrito con las tripas aunque lo disimule con una pluma maravillosa y delicada.