Capital intelectual
Historia crítica de la ciencia argentina Julio Orione

En 1882, Domingo Faustino Sarmiento pronunció una célebre oración fúnebre a la memoria de Charles Darwin y en ella elogió firmemente a Florentino Ameghino, el primer científico profesional argentino.


ISBN: 978-987-614-125-3 Páginas: 104

 

Biografía
Julio Orione

Investigador en Historia de las Ideas, ha trabajado sobre la recepción del evolucionismo y  la historia de la ciencia en Argentina. Es periodista especializado en temas científicos, técnicos y culturales. Fue editor jefe del suplemento Next del diario Clarín y actualmente es colaborador de ADN Cultura del diario La Nación. Fue profesor de periodismo en las Universidades de Buenos Aires y Católica Argentina, dirige los cursos a distancia Claves del Periodismo Digital y Curso Superior en Periodismo Digital y dicta Práctica Profesional en la Universidad de Belgrano e Introducción al Periodismo en Periodismo.net. Es autor de los libros Disparen contra la ciencia, Sarmiento y la ciencia, Introducción al periodismo y periodismo en Internet y La ciencia en la Manzana de las Luces.

Historia crítica de la ciencia argentina

imagen 1

Historia crítica de la ciencia argentina

imagen 2

Historia crítica de la ciencia argentina

imagen 3

Historia crítica de la ciencia argentina

imagen 4

Historia crítica de la ciencia argentina

Capital intelectual

Historia crítica de la ciencia argentina Julio Orione

En 1882, Domingo Faustino Sarmiento pronunció una célebre oración fúnebre a la memoria de Charles Darwin y en ella elogió firmemente a Florentino Ameghino, el primer científico profesional argentino. Un siglo después, Domingo Cavallo le sugirió que fuera a “lavar los platos” a una reconocida socióloga que osó criticar sus políticas económicas.

De un domingo a otro se fue urdiendo una de nuestras mayores tragedias: Argentina pasó de república a republiqueta y la inteligencia se convirtió en un valor despreciable.

Sucesivas oleadas de irracionalismo carcomieron, hasta destruirlo, el proceso progresista puesto en marcha por Sarmiento y su generación.

Si se quiere que el desarrollo científico nacional retome el camino perdido vale la pena conocer y reflexionar sobre esa degradación.