Los Libros del Dipló
Los orígenes de Israel Zeev Sternhell

En este monumental trabajo del historiador israelí se analiza la historia nacida a fines del siglo XIX y el arduo trabajo del sionismo en pos de procurarles a los judíos la dignidad de un Estado-Nación.


ISBN: 978-987-614-405-6 Páginas: 544
Encuadernación: Rústica

 

Revista América XXI, 01.06.2013

Las raíces profundas de una realidad conflictiva

Los orígenes de Israel

Recorrido conceptual e histórico de la fundación del Estado de Israel. 

Leer más...

Biografía
Zeev Sternhell

Es un notable historiador israelí nacido en Przemysl, Polonia, en 1935, en el seno de una familia judía dedicada al comercio textil y partidaria del sionismo. Profesor en la Universidad Hebrea de Jerusalén, cuyo Departamento de Ciencias Políticas dirigió, su trabajo intelectual, que le valió reconocimiento internacional, ha pivoteado sobre dos ejes fundamentales: el surgimiento del fascismo y la historia de Israel. Sus investigaciones sobre la ideología fascista significaron un aporte original, que cuestionó las concepciones tradicionales al respecto. Se plasmaron en cuatro libros que conocieron en Francia amplia repercusión: Maurice Barrès et le nationalisme francais du fascisme (1978), Ni droite, ni gauche. L’idéologie fasciste en France (1983), y El nacimiento de una ideología fascista (1989; publicado en español por Siglo Veintiuno Editores en 1994). La obra que aquí presentamos, Los orígenes de Israel (1996; 2004), constituye, por su amplitud, su rigor y su apabullante información, el libro imprescindible sobre la historia del Estado judío.

Los orígenes de Israel

imagen 1

Los orígenes de Israel

imagen 2

Los orígenes de Israel

imagen 3

Los orígenes de Israel

imagen 4

Los orígenes de Israel

imagen 5

Los orígenes de Israel

Los Libros del Dipló

Los orígenes de Israel Zeev Sternhell

Famosamente ha dicho Hegel que “nada grande se ha realizando en el mudo sin pasión”. Pues bien, en este monumental trabajo del historiador israelí Zeev Sternhell se analiza la historia de una pasión nacida a fines del siglo XIX: el arduo trabajo del sionismo en pos de procurarles a los judíos, un pueblo disperso por el mundo, la dignidad de un Estado-Nación. Pero esa pasión nacional se ha edificado sobre no pocos sacrificios. Sacrificio del individuo cuyo móvil más digno deberá ser subsumir todo interés personal al fin del “todo comunitario”. Sacrificio de los ideales socialistas en el altar del progreso económico de la nación. Sacrificio, finalmente, del imperativo humanista de convivir pacíficamente con los otros pueblos, en este caso los árabes que vivían en Palestina.

En la empresa colectiva del sionismo el autor destaca el papel de algunos héroes. Así, Sternhell afirma que el Estado de Israel no podría haber surgido si “David Ben Gurión no hubiera desafiado al destino contra viento y marea y no hubiera logrado obtener que cada uno viviera el mañana como si el hoy no existiera y que sólo midiera su realidad cotidiana personal con la vara del futuro colectivo”. Dice también de él que “era hegeliano instintivamente. Creía en el papel central del Estado en la historia: un pueblo que no puede procurarse un Estado está condenado a desaparecer”.

El libro se cierra con un balance crítico de la política expansionista del Estado de Israel, agravada desde el triunfo en la Guerra de los Seis Días de junio de 1967. Como si “después de la creación del Estado, la epopeya fundacional no hubiera sabido encontrar el segundo aliento que algunos esperaban”.